bodytite

La nueva revolución de la Liposucción: BodyTite

bodytite

Hola visitantes, les traigo buenas nuevas a los que quieran realizarse una liposucción y quedar como si hubiesen ido al gimnasio: BodyTite ya está en Chile.

Es una técnica de liposucción, que con la ayuda de radiofrecuencia, logra de manera menos invasiva y más efectiva un cuerpo atlético (fitness) y con una recuperación con menos hinchazón y molestia.

Sin anestesia general y mínimamente invasivo: BodyTite es un procedimiento mínimamente invasivo que se puede realizar con anestesia local o sedación ligera en lugar de anestesia general.

Reducción de la grasa y rápida recuperación: BodyTite utiliza tecnología patentada RFAL para derretir suavemente y eliminar el exceso de grasa a través de una incisión en la zona a extraer la grasa. Mediante la radiofrecuencia, la grasa se ablanda y predisuelve, provocando con ello adelgazamiento mucho menos traumática, lo que reduce el dolor post-cirugía, la hinchazón y las molestias. BodyTite eliminará los depósitos de grasa y proporcionará mejoras devolviendo un contorno sexy y armonioso a su cuerpo y una mejor calidad de vida.

Afirmando los contornos para obtener un aspecto “atlético”: Una de las características únicas de BodyTite es su capacidad de forma segura y precisa de extraer la grasa con máxima efectividad. Este calentamiento suave y profundo dará lugar a una significativa reducción del cuerpo y una recuperación de los contornos a menudo de hasta un 40%, entregando una figura de aspecto firme y atlética, sin gimnasios ni dietas.

Seguridad garantizada a nivel mundial: Las tecnologías BodyTite y RFAL han sido objeto de evaluaciones rigurosas de tales como la certificación ISO y la aprobación de la Comunidad Europea (CE), lo que demuestra la seguridad y eficacia de su tratamiento.

¿Sorprendida(o)? ¿Dudas? ¡Comenta!

Comparte:

Read More

cuidado

Cuidado con los Falsos Doctores

cuidado

Una paciente de 28 años me contaba su historia de cómo deambuló por diversos cirujanos (y otros que francamente sólo llegaban al status de curanderos) antes de llegar a mi consulta. ¿Su preocupación? La anatomía de su nariz.

Su peregrinación comienza en donde comienzan todos: San Google.

Lo primero que ella hace es click en uno de los primeros links de la página de resultados (que por cierto, los 3 primeros son pagados y no están allí necesariamente porque sean muy visitados).

El primer profesional que visita parece confiable: su consulta, está llena, ofrece precios muy accesibles y grandes facilidades de pago. Todo bien hasta el momento.

Le hace pasar. Es muy amable, parece algo apurado. No la deja hablar mucho ni decir qué desea cambiar en su cuerpo, simplemente le hace desnudarse y comienza su “diagnóstico”, el cual dura sólo un minuto (y se concentra en el abdomen).

“¿Cuándo nos operamos?”, le pregunta apenas terminado el examen visual. Ante el silencio de ella, el doctor le contesta “yo te puedo operar mañana mismo, pero apúrate que tengo muchos pacientes en espera, ¿será por algo, no crees?”. Al doctor justo lo llaman, y ella aprovecha el momento para vestirse, despedirse y rápidamente retirarse de allí. La presión le asustó un poco.

Luego pasa a una clínica pequeña, recientemente remodelada, a ella de alguna forma le parece familiar, algo similar ha visto en un noticiario, no recuerda, pero bueno, ya recordará.

A los pocos minutos, un doctor muy amable la viene a buscar personalmente a su consulta, al fondo de un pasillo algo oscuro. Toma asiento.

Este doctor también es algo nervioso y apurado, le pregunta rápidamente qué se quiere operar, sin más, y luego de responder, le pide que se desvista.

Luego de un examen de uno dos minutos con suerte, el veredicto del doctor es “Estás gordita, tení que operarte, tenemos disponibilidad este mes”, sin preguntarle antes a la paciente qué desea cambiar en ella, además de agregar las ofertas especiales y lo que incluían. A ella le pareció más bien estar en un local de comida rápida, dónde le ofrecían combos tentadores… sólo que ella sería la hamburguesa. Ella huyó despavorida de allí.

El próximo ofertante resultó ser un doctor, aparentemente extranjero por su acento, bastante más relajado y tranquilo que el resto, lo cual devolvió la tranquilidad a la paciente.

Mientras el doctor le llenaba de tecnicismos que ella no entendía, la paciente miraba los cuadros de su consulta: “Maestría en Microsoft Office”, decía una, “Curso Avanzado de Computación”, decía otra… y fue así como casi el 80% de los diplomas colgados no le cuadraban con el rubro médico.

Ella interrumpe al doctor, quien hablaba y hablaba: “Doctor, disculpe que le pregunte, ¿dónde está su diploma de cirujano plástico?” El doctor, muy relajadamente, le cuenta que él ha seguido una serie de cursos y es un “cirujano estético”, no un cirujano plástico. Le señala con el dedo un par de diplomas, que exponían cursos de apenas unos días relacionados con Lipoescultura y Rinoplastía. La paciente decide retirarse de allí.

Finalmente, esta paciente, de 28 años, quien tenía un sobrepeso leve, llega a mí y me cuenta que lo que le molesta es su nariz, que está levemente curvada. Yo le digo que no es necesario operar y que basta un procedimiento mínimamente invasivo conocido como Rinomodelación, el cual es más económico y ambulatorio, a diferencia de la Rinoplastía, que es una cirugía que se realiza en una clínica.

Le muestro un par de fotos de casos, ella queda conforme y, antes de irse, me cuenta su historia antes de llegar a mi consulta.

Y Ustedes, ¿qué historias podrían compartir? ¿Han atravesado por situaciones similares?

Por favor, ¡comenten!

Comparte:

Read More

paciente

¡Bienvenidos a esta comunidad!

paciente

Hola, soy el Dr. René Flores Aqueveque, soy Médico-Cirujano de la Universidad de Chile desde 1979, y me especialicé en Cirugía Plástica.

Decidí crear esta comunidad llamada Paciente Informado con el fin de poder aconsejar a cualquier persona que busque a un colega de determinada área para que sepa distinguir entre un profesional ético y con manejo de sus conocimientos versus un “profesional” que está más interesado en su forma de pago que en su salud.

Son todas y todos bienvenidos de compartir sus experiencias, que junto con las mías propias y mis consejos, puedan ser atendidos como todo ser humano merece: con ética y dignidad.

Muchas gracias por visitarnos y recuerden seguirnos en Facebook:

https://www.facebook.com/pages/Paciente-Informado/1440645502894718

¡Nos leemos!

Comparte:

Read More